Contacto Valle - Facebook
Contacto Valle - Twitter
Contacto Valle - Youtube
Contacto Valle - Spreaker

Destinos sustentables para visitar en Colombia: Cinco recomendados

10/10/2020 04:34 PM
contacto valle

Refugios que aportan a la mitigación de la huella de carbono y paquetes con educación ambiental.

En Playa Gûío, a 10 kilómetros de San José del Guaviare estableció una de las primeras cooperativas de ecoturismo (con otras 18 familias de la vereda) que llamó la atención de expertos en biología, ornitología, taxonomía y limnología, como la profesora Martha Calderón, del Instituto de Ciencias Naturales de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia, UNAL, quien se puso las botas para apostarle a la paz mediante el turismo de naturaleza.

“Hay ríos, lagunas, biodiversidad, pictogramas que son patrimonio de la humanidad, somos la puerta a Chiribiquete; estamos a orillas del rio Guaviare, hay sendero de montaña y el viajero puede llegar en canoa o voladora hasta las cabañas de Playa Gûío, pero también hay acceso terrestre. Estamos cerca de puerta de orión, Tranquilandia, la cascada Las delicias, el raudal del Guayabero, a 15 kilómetros de Ciudad de Piedra, de los túneles y de pozo de piedra”, agrega Melo, quien asegura que a partir de diciembre estará arriba la talanquera de sus cabañas ecológicas que ofrecen alojamiento y alimentación basada en los frutos de la tierra y del río y que además garantizan desconexión tecnológica y reconexión natural, pues la energía es solar, no hay televisión ni señal de celular.

Barichara ecosostenible
Un deleite de historia y tradición espera, a seis horas por tierra desde Bogotá hacia Bucaramanga, a los amantes de las propuestas eco arquitectónicas en Barichara, en donde las nuevas generaciones rescatan las emblemáticas construcciones en tapia pisada que llaman la atención de muchos que llegan como turistas y se quedan como ‘patiamarillos’.

“La gente llega y se enamora del pueblo, quiere quedarse, construir una casa o invertir; eso generó dinámicas positivas para los locales quienes se quejaban de la falta de fuentes de empleo y migraban hacia las ciudades”, cuenta el arquitecto Camilo Holguín, quien desde 2003 se ha dedicado a aprender y educar a los jóvenes de la región en torno a los procesos de construcción que han caracterizado a este oasis de sostenibilidad habitable.

Bosque y campo en el Huila
Con la buena noticia de la reapertura del Parque Arqueológico de San Agustín el próximo 2 de octubre, los viajeros sostenibles que se identifican con la vuelta a las raíces podrán retomar sus planes de reconexión ancestral; sin embargo, los operadores turísticos de la región que comprende el San Agustín e Isnos advierten la importancia de reservar sus planes, tanto de hospedaje en los eco hoteles de la zona, como de ingreso al santuario.

“La gente tenía programados sus viajes para Semana Santa, vacaciones de mitad de año, etc. y ahora están reprogramando sus planes para diciembre y enero; hay hoteles con dos meses de reserva. Al aplicar los protocolos de bioseguridad, se redujo la capacidad hotelera, de tures y de ingreso al parque arqueológico”, explica Wilder Muñoz, operador de la agencia Viajemos por Colombia OK, quien agrega que según las indicaciones de la ICANH, sólo se permitirá el ingreso a San Agustín de 300 personas por día (en temporada alta, el registro de visitas era entre 1000 y 2000) y por ello habrá que reservar el ingreso al parque.

El turismo sostenible en este departamento va más allá de San Agustín; gracias a su geografía y al amor de algunos opitas por la protección ambiental, a dos horas y media de Neiva, en Zuluaga (vía a Garzón), existe un bosque nativo de 14 mil árboles cultivados en familia con el fin de compensar la huella de carbono y al mismo tiempo, reconectarse con el lado más sagrado de la naturaleza y de la comunidad campesina.

Amazonas ecocultural
En 2012, Puerto Nariño fue reconocido el primer municipio sostenible de Colombia, al emitir cero emisiones de carbono.

“Es el pueblo impecable, con un reciclaje perfecto (aunque nos quedamos con él porque no hay quién lo saque a Leticia ni lo venda) y una manera preciosa de distribuir las noticias, colgando el periódico en las carteleras; sólo hay dos tractores: uno de ambulancia y otro para recoger la basura. Es el paraíso, con zancudos, pero son los guardianes y si no fuera por ellos estaríamos llenos de piscinas con toboganes de plástico”, cuenta Marlene Escobar cofundadora de Cálanoa, un proyecto de conservación que lleva más de 40 años impactando de manera positiva a las comunidades y a los ecosistemas de regiones como el Valle de Sibundoy en Putumayo y desde hace 10 años el trapecio amazónico.

Nariño y su sabor cafetero
Una experiencia más rústica y auténtica, prometen las iniciativas de turismo rural en torno a las fincas cafeteras nariñenses, una práctica que ha tomado fuerza en los últimos años de la mano del proyecto Turismo en Fincas Cafeteras, promovido por Colombia Productiva y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en aras de identificar las fincas de pequeños caficultores en zonas diferentes al Eje Cafetero (entre ellas, Nariño) y al mismo tiempo, darles la posibilidad de aprovechar las temporadas de baja cosecha para desarrollar actividades turísticas en pro de su gobernanza económica, más allá de la producción del grano, y del fortalecimiento cultural de sus habitantes.

Regresar