Contacto Valle - Facebook
Contacto Valle - Twitter
Contacto Valle - Youtube
Contacto Valle - Spreaker

Todos los días debería venir el Papa

contacto valle

Richard Figueroa Moreno

@RFigueroa716
09/11/2017 08:38 PM

Sin lugar a duda, la visita del papa es un hecho histórico para nuestro país, que venga el máximo representante del catolicismo es un suceso que puede cambiar el rumbo de una nación por la incidencia que tiene la religión sobre los estados y sobre el pensamiento colectivo, en horabuena para el país, más allá de estar o no de acuerdo o de ser o no creyente, hay que reconocer la figura de poder y de humanidad que representa Francisco.

En lo personal fue refrescante ver que en mi círculo de amistades en redes sociales se detuvo, por unos días quedaron atrás las publicaciones de uñas maquilladas, botellas de alcohol, mensajes de amor a un ser querido que no tiene Facebook (por ende nunca los verá), fotos de perros y gatos y hasta los molestos gemidos. Durante varios días el mensaje de esperanza, paz y reconciliación (dicho por el papa o no) fue compartido todo el día todos los días, y como le viene de bien al país que interioricemos estas palabras, que se hagan un estilo de vida y no solo palabras repetidas por moda o por la emoción del momento, soy un convencido de que solo cuando nos despojemos de odios, rencores, afanes de protagonismo, egoísmo, y cuando empecemos a ver al vecino como un ser humano tan normal como usted o como yo, “cuando saquemos al diablo de nuestro corazón”, vamos a lograr esa paz, tolerancia y respeto que todos queremos.

La visita del papa fue mágica para el país, se reactivaron sectores de la economía como empresas transportadoras, hoteleros, restaurantes, almacenes y comercio informal, se redujo la tasa de homicidios, fue la más baja en los últimos años en el país, la policía reportó menos agresiones y peleas callejeras, no hubo fútbol en el rentado nacional por respeto a la visita, la familia se reunió en torno a la pantalla del televisor como en otrora, por 5 días todos hacíamos viral las cosas buenas y no vídeos de atrocidades ni injusticias, la imagen del país ante el mundo fue la mejor y no solo reconocidos por James, Falcao o las narconovelas sino por el fervor y la calidez de su gente, y lo mejor de todo es que hasta el momento no se tiene ninguna información de impuestos o sobretasas aprobadas por nuestros dirigentes en una semana donde estuvimos distraídos con la selección Colombia y con el papa. Justo hoy, cuando el mundo recuerda con angustia el ataque a las torres gemelas, deseo profundamente que el mensaje de amor, paz, perdón y reconciliación del papa no quede en letra muerta y que se haya reavivado la fe, esa que perdemos en el día a día ante tantas injusticias y nos aleja de la moral y las buenas costumbres.

En cuanto al Papa creo que como muchos, no le sigo como líder religioso si no por lo que representa su figura para el mundo católico y el mensaje de aliento que trae para toda la humanidad sin importar el credo o partido político, sus discursos siempre están cargados de palabras de aliento con muestras de un recio temperamento tal y como predicaba Jesús. No es un secreto para nadie, en el mundo están soplando vientos de cambio, huracanes, terremotos, inundaciones, hambre, miseria, destrucción, esto no es nuevo, solo que ahora se presentan con mayor frecuencia, el cambio climático no es un cliché, es una realidad, es una clara señal de que el curso de la humanidad está cambiando y solo el conocimiento y el fortalecimiento de la espiritualidad ayudaran a que cambiemos en parte nuestro inminente destino. De nada sirve quejarse si seguimos votando por los mismos corruptos, arrojando basuras a la calle, o hablando mal del vecino, las pequeñas acciones individuales repercuten en el cambio global.

Espero estar vivo para la próxima visita de un Papa a Colombia, quiero ver como las enseñanzas de Francisco calaron en lo más profundo del corazón de nosotros y como vamos a ser una nación prospera, con oportunidades para todos, donde haya paz con justicia social. Como diría Palito Ortega, “yo tengo fe que todo cambiara, que triunfará por siempre el amor, yo tengo fe que siempre brillará la luz de la esperanza no se apagará jamás. Ojala y en Colombia hiciéramos de cuenta que todos los días viene el Papa; Seguramente así seriamos un país donde por lo menos cada uno busque su paz interior.

Regresar