Contacto Valle - Facebook
Contacto Valle - Twitter
Contacto Valle - Youtube
Contacto Valle - Spreaker

El despertar del odio

contacto valle

Hernán Darío Hernández

@contactovalle
06/26/2017 12:49 PM

El reciente caso de agresión contra dos miembros del cuerpo de tránsito de Buga a manos de un infractor, antes que despertar la solidaridad de la gente hacia los heridos, generó una especie de respaldo por el agresor, en otras palabras, justificaron lo que hizo.

Comentarios como “eso les pasa por malas personas, y por abusar de su poderío” “Eso les pasa por hp muertos de hambre, ojalá se mueran esos perros” “Ellos son muy crecidos y cometen muchas arbitrariedades” “Lo que ellos le brindan a la comunidad, eso mismo la comunidad le da a ellos” “que sigan así los del tránsito que lo peor está por venir; tienen que bajarle un poco a la presión porque el pueblo no va a aguatar tanto”. Estos y otros comentarios negativos han circulado el fin de semana, al darse a conocer de la noticia a la opinión pública. La verdad no sé que pasa por la cabeza de esta gente que escribe con tanta sevicia y con un odio reprimido, un sentimiento de rabia y una alegría por el sufrimiento de los demás.

Pero existe una razón para despertar tanto odio: el mal ciudadano. Cuando eres mal ciudadano, la autoridad te importa un pito; cuando eres mal ciudadano no te preocupas por portar los elementos de protección y los documentos al día; cuando eres mal ciudadano, desatiendes las señales de tránsito y te parqueas donde quieres; cuando eres mal ciudadano te molesta que las autoridades te requieran. Ahora, si tienes moto y no estás al día con tus documentos, dejala en la casa, no la saques; si vas a conducir, ponete el casco, o sino, quedate en la casa, listo, así de simple.

No hay ninguna autoridad en este país, por encima de la dignidad de ser ciudadano. No obstante, como ciudadano eres objeto de deberes, derechos y responsabilidades. Por eso te indigna y te molesta que un guarda de tránsito te pare, te pida los documentos y se lleve tu vehículo porque no tienes documentos. Y que esperabas, que te dejara ir, cuando estás cometiendo una infracción y estás faltando al principio de ser buen ciudadano. Ahora bien: no hay que ocultar el hecho que un uniforme le da cierto estatus y poder a quién lo porta. Con todo y eso, también existen mecanismos en la constitución para poner en cintura a quién esté abusando de su poder. Pero como todo acá es a las patadas y las puñaladas, desconociendo que en este y otros casos, los servidores públicos son objetos disciplinables.

Solo espero que el señor Grisales y el señor Lozano se recuperen pronto y vuelvan a las calles a cumplir sus deberes y obligaciones. También espero que si alguno de sus compañeros cree que está abusando de su respetable uniforme, reconsidere su posición y haga el ejercicio de identificarse cuando haga un requerimiento, saludar de la mano, solicitar los documentos con amabilidad, que estoy seguro que la decencia desarma al más violento de los ciudadanos.

Regresar